Recuerdo del Hospital Colonia de los FF CC N de M.

A los 30 años de su desaparición.

Remembrance of Colonia Hospital of the Mexican Railroad System. 30 years after its clousure.

Dr. José Fenig Rodríguez*

*Miembro de la Academia Mexicana de Cirugía.

Correspondencia:

Dr. José Fenig Rodríguez.

Avenida Paseo de las Palmas 745-607.

Lomas de Chapultepec. Delegación Miguel Hidalgo. 11 000 México D. F.

Tel: (55) 5520 3214.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Resumen

Introducción. El servicio médico de los ferrocarriles nacionales es importante en la historia de la seguridad social mexicana. Es pionero en bridar atención médica a sus trabajadores. El Hospital Colonia fue el primer hospital vertical de la Ciudad de México, construido ex profesamente para esa función. Se inauguró en 1936 y cerró sus puertas como hospital hace 30 años, en 1982, cuando el Instituto Mexicano del Seguro Social incorporó todo el sistema médico, social y laboral de los ferrocarrileros.

La fuente informática se deriva de la completa revisión de la Revista Médica de los Ferrocarriles Nacionales de México publicada bimestralmente de 1973 a 1981, siempre editada por el Dr. Guillermo León López.

Otros hospitales ferrocarrileros a través de la República Mexicana realizaban una cobertura completa de los derecho-habientes del sistema ferrocarrilero. Sobre todo en las grandes ciudades.

 

Los servicios médicos del Hospital Colonia estuvieron dados por médicos capaces, lideres en su ramo. Se hace breve mención de cada servicio y de sus integrantes más distinguidos.

Gran relación existió entre Médicos ferrocarrileros y la Academia Mexicana de Cirugía. Incluso 4 de ellos fueron su Presidente.

Finalmente en 1982 el Instituto Mexicano del Seguro Social incorporó a los derechohabientes, médicos y a todo el personal paramédico que lo deseara para continuar con su atención médica y laboral. Conclusión, sin duda alguna el Hospital Colonia es parte muy importante de la historia de la medicina social mexicana que debemos conocer y en esta ocasión recordar para no olvidar.

Palabras clave: Historia, Hospital Colonia, Ferrocarriles Nacionales de México, Instituto Mexicano del Seguro Social.

 

Abstract


Introduction. The medical service of The National Rairoad System workers is very important among the Mexican Social Security Services because is a pioneer in that field. The Colonia Hospital, constructed exclusively for railroad workers in México City, was inaugurated in 1936 and closed its doors as a Hospital in 1982 to become an office building. The Social Security Mexican Institute took over the medical and legal attention of the railroad workers, physicians and all the paramedical workers. The Colonia Hospital, the first vertically constructed hospital building en Mexico City closed after 46 years of giving excellent medical attention.

The information to write this paper was taken from the Medical Journal of the Railroad Medical Society published from 1973 until 1981. The editor always was Dr. Guillermo Leon Lopez.

The Railroad Hospitals that gave service trough the Mexican Republic were several, mainly in big cities, but the main hospital was Colonia. The Railroad physicians who worked in the different services are briefly mentioned. All of them were well recognized professionals.

The relationship between Railroad Physicians and The Mexican Academy of Surgeons was very closed. Four of the Academy Presidents were railroad physicians and many actual members also worked in the Colonia Hospital.

Finally in 1982 the hospital disappeared, The Mexican Social Security has taken cared of all the social necessities of the works since then.But the magnificent building still can be visited.

Key words: History, Colonia Hospital, Mexican National Railroad, Mexican Social Security Institute.

 

Introducción


El Hospital Colonia dejó de existir como hospital en el año de 1982, hace 30 años. Fue inaugurado el 16 de septiembre de 1936. Funcionó como hospital solo 46 años hasta que la atención médica de sus derechohabientes pasó a manos del Instituto Mexicano del Seguro Social. El edificio de las calles de Villalongín 117 en la colonia Cuauhtémoc sigue funcionando pero como oficinas de su nueva administración. Su belleza exterior se mantiene muy similar a la original. Figura 1.

 

 

Figura 1. Fotografía un poco dañada de la generación 1960-1965, cuando en diciembre de 1965 terminaron el internado de pregrado. En el centro de la fotografía está el Dr. Antonio Reynoso Córdoba, que en esa época era el Jefe de los Servicios Médicos ? Aparecen también el Dr. Terán que era Jefe de Enseñanza y el Dr. Agustín Chardí entre otros. La enseñanza médica siempre fue parte importante del Hospital Colonia.

 

El interés de escribir estas líneas es a manera de recordatorio y un tanto de agradecimiento personal y de homenaje a un nosocomio que cumplió bien su misión dentro de la seguridad social mexicana y de la enseñanza de la medicina en nuestro país. Me atrevo a realizarlo porque en él me inicié primero como médico interno de pregrado durante el año de 1965 y posteriormente, después de terminada mi residencia de cirugía general como cirujano general desde julio de 1973 hasta 1982 cuando, al igual que todos los que allí laborábamos, fui liquidado y recontratado por el Seguro Social. En otras palabras, de sus 46 años de existencia a mi me constan alrededor de 10 años, sobre todo los finales, durante ellos aprendí a estimarlo y a reconocer el buen trato que todo el personal, médico y paramédico, siempre me brindo. Pero lo que más me alagó fue el sentido de agradecimiento y de respeto que sus derechohabientes siempre manifestaron al cuerpo médico. En ese ambiente agradable y favorable me desempeñe con mucha alegría y entusiasmo. No recuerdo haber asistido un solo día al Hospital con desagrado o pesadumbre.

 

La fuente informática


El hospital contaba con su revista médica propia, titulada Revista Médica de los Ferrocarriles Nacionales de México. Que era el órgano oficial de la Asociación Médica de los Ferrocarriles, de aparición bimestral. Por más de 10 años, a pesar de múltiples obstáculos, el Dr. Guillermo León López la dirigió, la mantuvo viva, actualizada e interesante. La he revisado de 1973 a 1981, cuando a finales de ese año dejo de publicarse. En ella he encontrado la mayor parte de lo aquí expuesto, lo que me ha permitido aquilatar más la labor imperecedera del Dr. Guillermo León.1-2

 

La primera Revista médica ferrocarrilera apareció en el año de 1939, duró hasta 1952 con el nombre de Archivos Médicos Ferrocarrileros Luego cambió de nombre y de 1953 a 1973 se lamó Revista Médica del Hospital Colonia. Para finalmente, desde mayo de 1973 y hasta su último número a fines de 1981, se denominó Revista Médica de los Ferrocarriles Nacionales de México. Su director desde 1973 siempre fue el Dr. Guillermo León López. El Comité Editorial se integró con los doctores Carlos Álvarez Amaya, Víctor Manuel Arrubarrena Aragón, José Fenig Rodríguez, Jaime Guerra López, Héctor Huizar Lara (de Guadalajara, Jal), Matilde Lemberger y Luís Spinola Flores. El editor fue el Dr. Luís Márquez Campos.3

Varios artículos revisé para integrar esta remembranza. El primero de ellos escrito por el Dr. Rafael Villaseñor Arena4 menciona que del 9 al 11 de septiembre de 1976 se celebró el XL aniversario del Hospital. Este artículo me resultó extremadamente útil para relatar el inicio del servicio médico a los trabajadores del ferrocarril. Cuenta que la era del transporte ferroviario hizo su aparición en nuestro país en el año de 1842 cuando se inició la construcción del Ferrocarril Mexicano que unió a la Ciudad de México con el Puerto de Veracruz que se terminó el 1.o de enero de 1873. Once años más tarde, el 18 de marzo de 1884 el Ferrocarril Central Mexicano unió la Capital de la República con Ciudad Juárez. Posteriormente también se construyeron otras vías.

 

Desde entonces los trabajadores del ferrocarril han recibido atención médica proporcionada por su propia empresa, hecho trascedente en la historia de la medicina y de la seguridad social mexicanas.

 

En el año de 1885 se puso en servicio el antiguo Hospital San Luís Potosí. En 1892 se inauguró el antiguo Hospital Colonia. El 6 de julio de 1907 nació la actual empresa ferrocarrilera, Los Ferrocarriles Nacionales de México, al integrarse las distintas compañías ferrocarrileras que entonces existían. El 17 de julio de 1909 como consecuencia de la heroica gesta de Don Felipe Pescador, se logró la mexicanización del personal. Este hecho fue un factor decisivo para la lucha revolucionaria que se inició en 1910 y que no se concibe sin la participación ferrocarrilera.

Durante la tercera y cuarta década del siglo XX, los servicios médicos ferrocarrileros gozaban de un gran prestigio a nivel nacional. Eran legislados por los distintos contratos de trabajo de la Confederación de Sociedades Ferrocarrileras de la República Mexicana fundada el 17 de enero de 1921.

La empresa ferrocarrilera fue pionera en asumir la responsabilidad de la salud de sus trabajadores. Se le consideró como un derecho inalienable de todo mexicano que además su conservación es indispensable para la buena productividad de la empresa. En ese entonces la atención médica era proporcionada por médicos calificados en numerosos servicios de especialidades que también atendían los exámenes médico laborales, indemnizaciones y pensiones. También se instaló el primer hospital exclusivo para tuberculosos. Se efectuaron campañas de higiene general y campañas de prevención de riesgos profesionales. Se proporcionaban miembros artificiales a los trabajadores accidentados.

El 1o. de febrero de 1933 se fundó el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana. En el contrato colectivo de trabajo se incluyeron tres capítulos relativos a la atención médica.

Dr. Manuel Aveleyra Arroyo de Anda5 igualmente escribió un artículo en la Revista Médica de los Ferrocarriles un artículo en relación al XL Aniversario de Hospital Colonia que estaba por celebrarse en ese entonces. De él que he tomado datos histórico políticos del servicio médico ferrocarrilero que describió con motivo de ese próximo aniversario.

El Hospital Colonia es considerado como pionero por su construcción vertical, hasta entonces los grandes hospitales eran grandes pabellones transversales. Anterior a la construcción del Hospital el servicio médico de daba en un Hospital de madera de estilo sajón que se construyó en los patios de la estación Colonia del antiguo Ferrocarril Mexicano en 1892, en plena era porfiriana.

Un hospital nuevo y moderno para la atención médica de trabajadores, sin duda es un hecho histórico. Aunque inicialmente solo estaba destinado a la atención médica de los trabajadores pero no a sus familiares. Curiosamente se les daba la facilidad de ingreso a pacientes privados para ser atendidos por los especialistas contratados por los ferrocarriles. Era anhelo de todas las clases sociales de la época poder atenderse en él.

Gran parte del esfuerzo de echarlo a andar y darle prestigio se debió al Dr. Francisco J. Campos L. que fue de los primeros jefes del servicio médico de los ferrocarriles (el aula magna del hospital llevó su nombre). Entre los médicos ferrocarrileros que ayudaron a esa labor al Dr. Campos estaban los doctores Manuel Aveleyra de la Torre, Germán Troncones Aragón, Manuel F. Madrazo, Abelardo Monjes López, Alfonso Vázquez, Francisco Sierra García, Ernesto Ulrico, Pablo Berrueta, Pablo Mendizábal, Ángel Sciadra, Juan Luís Toroella, Nicolás Amerena, Manuel F. Castillejos Corzo y otros más.

Desde el punto de vista empresarial los ejecutivos ferrocarrileros que favorecieron la construcción del hospital fueron el Ing. Mariano Cabrera Palomo, Presidente ejecutivo de la Empresa, el General Plutarco Elías Calles, ex-Presidente de la República y consejero de la empresa y el Presidente de la Republica de ese entonces el General Abelardo Rodríguez.

Los encargados del proyecto fueron el Ing. Federico Ramos y el Arq. Carlos Greenham.

La empresa asignó la cantidad de $ 1,200 000.00 para su construcción que se inició el 28 de octubre de 1933. Tres años después, en 1936, lo inauguró el que era Presidente de la Republica, el General Lázaro Cárdenas junto con el Presidente Ejecutivo de los ferrocarriles el Ing. Antonio Madrazo y el cirujano en jefe el Dr. Francisco Gutiérrez Mejía.

Al paso de los años tuvo varias remodelaciones, en 1958 se le agregó un sexto piso para remplazar lo que era un bello solario para el esparcimiento de los enfermos hospitalizados. Obra que se realizó cuando el Dr. Adán Velarde Oaxaca era el jefe de los servicios médicos. Posteriormente esos cuartos fueron ocupados como la residencia de médicos internos y residentes.

En 1959 se construyó un edificio anexo al hospital para ser ocupado por el servicio de Medicina Física y Rehabilitación la que también fue una de las primeras del país, dirigida inicialmente por el Dr. Teodoro Flores Covarrubias. Con la filosofía de no solo salvarle la vida al enfermo sino también reincorporarlo íntegramente a su vida laboral y social mediante la rehabilitación integral.

El Dr. Flores Covarrubias además era ingeniero y diseño un sistema de localización basado en pequeñas pantallas distribuidas por todo el Hospital, donde aparecía el número asignado a cada médico cuando era solicitado por alguien, para que llamando a la operadora de teléfonos del hospital el médico buscado por su número recibiera el mensaje completo. Sistema pionero y único en los hospitales de la época. Además el Dr. Flores Covarrubias también diseño un sistema de seriógrafo para la toma de radiografías craneoencefálicas.

La vida hospitalaria transcurría y en 1950 se palpó la necesidad de crear la Asociación Médica de los Ferrocarriles Nacionales de México Asociación Civil.

Entre otros logros en 1960 de fundó una escuela de Dietología, también pionera en México, a cargo del Dr. José Quintín Olascoaga.

El sistema de atención médica cambió radicalmente en 1962 al ampliarse el servicio a todos los familiares de los trabajadores. La cobertura médica se diseminó a toda la Republica Mexicana. Se llegó a contar con 114 unidades médicas clasificadas en 11 unidades médico hospitalarias operativas de zona, 8 unidades médicas hospitalarias periféricas, 71 unidades médicas comunitarias periféricas, 12 unidades médicas laborales y 12 unidades médicas móviles. Que dieron atención médica a 100 000 trabajadores lo que es igual a un total de 500 000 derecohabientes

La enseñanza médica en todas sus ramas se fortaleció con la creación en 1962 del Consejo de Enseñanza e Investigación Científica que permitió regular y administrar la enseñanza médica en conjunto con universidades e instituciones de estudios superiores de nuestro país. Yo realicé mi internado de pregrado durante 1965. Año turbulento del que deseo destacar la importante participación del grupo médico ferrocarrilero en el movimiento médico originado desde finales de 1964 y continuado durante casi todo 1965. El Hospital Colonia apoyo fuertemente el movimiento, entre los médicos más involucrados recuerdo al Dr. Rafael Villaseñor. Por parte de los residentes tuvimos a un líder del movimiento, el Dr.

Oseas Camarillo, residente del Servicio de Rehabilitación que tuvo una actuación muy destacada no solo en su hospital sino en conjunto con los principales líderes del movimiento. Los internos y residentes del hospital fuimos evacuados por policías y por granaderos en dos ocasiones, cuando invadieron el Hospital y cuarto por cuarto desalojaron la residencia médica. Finalmente el Presidente Gustavo Díaz Ordaz acabó con el movimiento sin que los médicos lográramos los objetivos de mejora planteados.

La ampliación de los servicios hospitalarios continuó en el Hospital con la idea ahora de formar a su propio cuerpo de enfermeras. Así la escuela de enfermería se fundó en 1968. En 1973 se inauguró el servicio de Medicina Nuclear con el Dr. David Martínez Villaseñor, dando al hospital uno de los procedimientos auxiliares del diagnóstico necesario en esa época.

En 1974 en el sexto piso del hospital se construyó la unidad de Terapia Intensiva a cargo de él Dr. Morales Camporredondo, quien introdujo el mejoramiento de la atención del paciente grave.

El 1975 se inició la unidad de hemodiálisis con los que los enfermos renales se vieron muy favorecidos. Para entonces el Colonia contaba con un total de 420 camas.

En 1976 se terminó la adaptación del área de aulas de la Unidad de Enseñanza Superior. Se crearon 9 aulas con cupo para 325 alumnos y una bibliohemeroteca. La enseñanza siempre estuvo muy activa en el hospital, tanto a nivel de pregrado como en la de postgrado.

El Dr. Antonio León Pérez6, entonces director del hospital en su mensaje de inauguración de las Jornadas Médicas Conmemorativas del XL Aniversario del Hospital Colonia de los Ferrocarriles Nacionales de México el 9 de septiembre de 1976 mencionó que el Hospital

Colonia fue escuela de múltiples generaciones de alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, desde 1971 se empezaron a impartir cursos de especialidad en Cirugía General, Medicina Interna, Anestesiología, Rehabilitación y Terapia Intensiva, pero además, con solo reconocimiento institucional, también existieron cursos en Pediatría, Gíneco-Obstetricia, Nefrología, Patología y Radiología. Finalmente mencionó el Dr. León Pérez que el Colonia fue un orgullo para la medicina social mexicana. En esa época el Gerente General de los ferrocarriles era el Sr. Luís Gómez Zepeda.

Otros Hospitales de los Ferrocarriles

La cobertura médica de los ferrocarrileros era en toda la república. Sin embargo destacan históricamente las unidades hospitalarias de San Luis Potosí y la de Guadalajara, sobre todo porque solo de ellas encontré datos bibliográficos para también recordarlas en este escrito.

El Dr. Artemio Bandín Mora7 escribió un editorial en la Revista Médica ferrocarrilera donde menciona algunos datos en ocasión del XX aniversario del Hospital San Luís Potosí S.L.P. de los Ferrocarriles Nacionales de México que se celebraron del 25 y 26 de noviembre de 1977, relató que la construcción de la vía férrea México-San Luís y ruta norte hasta Laredo se construyó del 5 de septiembre de 1887 al 28 de septiembre de 1888, según consta en la piedra labrada que existe en la alameda central de la ciudad de San Luís Potosí. Ello provocó la afluencia de numerosos trabajadores que forzosamente necesitaron atención médica que fue dada por médicos norteamericanos y también por médicos locales en un Hospital expresamente construido para ese propósito de tipo de búngalo Inglés en 1885.

El primer director de el que se tiene memoria fue el Dr. Austin. Trabajó en el hospital de 1908 a 1914. Posteriormente médicos mexicanos se hicieron cargo de la administración, el primero fue el Dr. Jesús García. En diciembre de 1957 el Presidente Adolfo Ruiz Cortinez entrego un nuevo hospital de 40 camas que posteriormente fue ampliado a 91 camas. Daban atención médica a un promedio de 400 pacientes al día.

El otro hospital emblema del sistema médico ferrocarrilero que en 1978 celebró su XV aniversario, también con un evento médico científico (primero en su historia) fue el Hospital de Guadalajara (8), en el mes de septiembre de 1978. Éste hospital fue inaugurado en 1963 por el Presidente Adolfo López Mateos. Entre los cirujanos generales que laboraron en el Hospital destacan el Dr. Alfonso Topete Duran, Jefe de Cirugía General y los doctores Luís Cueva Niz y Javier Michel Ochoa, igualmente cirujanos generales.

La actividad académica ferrocarrilera era intensa, año con año se realizaban jornadas médicas en las distintas unidades del país, en Jalapa, en Puebla, en el Hospital San Fernando Tlalpan, fundado en 1963 para la atención principalmente de enfermos tuberculosos, y en otros más.

 

Servicios y Médicos del Hospital Colonia

La distribución de los diversos servicios que componían el Hospital Colonia en las dos alas que integraban el edificio y en su sótano las mencionaré a continuación junto con algunos de los médicos que recuerdo, desgraciadamente no a todos los que laboraron en él a lo largo de los 46 años que existió, tarea que sería muy difícil tanto de recordar como de recopilar.

En el primer piso o planta baja estaba el vestíbulo con un gran vitral en el fondo, dividido en uno central y 2 laterales: elaborado por Casa Montaña de Torreón Coahuila. Figura 2.

 

 

Figura 2. Vitrales del Hospital Colonia que aún permanecen en su sitio original. Tomadas Durante los años en que laboré en él. Este es el colocada en la ventana central de la parte posterior del vestíbulo del Hospital.

Entrando a mano derecha estaba el comedor para el personal médico y paramédico. Además una pequeña cafetería pública. Y a mano izquierda el servicio de urgencias del que por varios años fue jefe el Dr. Fernando Pérez Vázquez. El Servicio de Medicina Nuclear tuvo como dirigentes al Dr. David Martínez Villaseñor, al Dr. Miguel Ángel Narváez Narváez y finalmente a la Dra. Rosalba García Fernández. El resto del ala A era ocupada por el aula magna “Dr. Francisco Campos” y por las oficinas administrativas.

En el ala A del segundo piso se encontraban los servicios de Cardiología con el Dr. Antonio Carrillo Alvear como jefe del Servicio. Endocrinología con el Dr. Enrique Domínguez de la Piedra y Nefrología con el Dr. Rafael Villaseñor Arena, quién llego a ser Jefe de los Servicios Médicos. El ala B de este piso estaba dedicada al Servicio de Neumología cuyo jefe por muchos años fue el Dr. Raúl Pérez Castillo a quien el Dr. Raúl Fuentes Aguilar y el Dr. Octavio Rivero Serrano (ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México) le enviaban pacientes tuberculosos para operarlos. Compartían esa parte del hospital con los Servicios de Neurología del Dr. Carrasco Zanini, y el de Neurocirugía del Dr. Rubén López Gómez.

En el ala B del tercer piso se localizaba el Servicio de Traumatología y Ortopedia cuyos jefes fueron el Dr. Adalberto de la Peña y el Dr. Agustín Chardí y los ortopedistas de mi generación el Dr. Gustavo Carvajal y el Dr. . El Ala B estaba destinada para el Servicio de Urología del Dr. Jorge Moreno Maurer.

En el 4 piso ala A, el servicio de Gastroenterología fue dirigido por el Dr. Víctor Manuel Arrubarrena Aragón, quién antes había sido Director Médico del Hospital. Allí mismo estaba el Servicio de Proctología con el Dr. Manuel Heiblum. En el ala B se localizaba el Servicio de Oftalmología a cargo primero del Dr. Julio Magro que dejó la jefatura para convertirse en el Jefe de los Servicio Médicos de los Ferrocarriles. Para que entonces el Dr. José Narváez Angulo tomó la jefatura del Servicio; más tarde sería fue nombrado Director del Hospital. El servicio de Otorrinolaringología compartía el ala B, a cargo del Dr. Luís González Rentería que cuando pasó a ser jefe de los Servicios Médicos dejó al Dr. Leandro Flores Cordero en su lugar. En la zona central del piso se ubicaban tres quirófanos y una sala de recuperación.

El quinto piso 5 lado A, lo compartían el Servicio de Cirugía General, donde yo laboré, y el Servicio de Angiología. El Dr. Antonio León Pérez fue jefe del Servicio de Cirugía General, había sido previamente Director Médico del Hospital. El Dr. Nicolás Figueras encabezaba el de Angiología. En el lado B de ese piso se situaba el Servicio de Oncología con el Dr. Abelardo Monges Nicolau que trabajó intensamente junto con el Dr. Rosendo

 

 

Aceves Solís. Compartían ese piso con el Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva dirigido primero por el Dr. Jorge González Rentería y después por el Dr. Pablo Escobar Bourgete. En la parte central del quinto piso estaban 3 quirófanos y una sala pequeña de recuperación al igual que en el cuarto piso. Aquí también estaban las oficinas de Anestesiología, Servicio guiado por el Dr. Luís Spindola Flores.

En el 6to. Piso, lado A que había sido la residencia de médicos internos y residentes, fue substituida para crear el Servicio de Medicina Interna liderado por el Dr. Cipriano Borges Cordero. En la otra ala estuvo el Servicio de Pediatría con el Dr. Luís Araujo teniendo como cirujano pediatra al Dr. Theodosio Melo. También en este piso estuvo el Servicio de Gineco Obstetricia dirigido en distintas épocas por el Dr. José Manuel Septién, luego por el Dr. Carlos Fernández del Castillo, le continuaron el Dr. Jorge Kunhart y finalmentr el Dr. Ramón Chacón Ramos. La Unidad de Terapia intensiva se fundó en el año de 1974, quedó a cargo del Dr. Ignacio Morales Camporredondo.

Otros Servicios que había en el Hospital pero sin camas fijas a un solo piso eran Hematología con el Dr. Carlos Álvarez Amaya. Reumatología con la Dra. María de Lourdes Juan López. Psiquiatría estaba a cargo del Álvarez Builla con el Dr. Carlos González Reyna de gratísimo recuerdo por su tremenda alegría y con Dr. Carlos Pavón Salcido, quien era dueño de un Hospital psiquiátrico a donde se subrogaban los ferrocarrileros que lo necesitaban. Dermatología con el Dr. Eugenio Cañas Morales primero y luego con el Dr. Manuel Malacara de la Garza. Y Odontología con el Dr. Harry Gartside Stevel.

 

Cabe recordar que en el sótano del Hospital de localizaba una muy grande y magnifica lavandería integrada por un amplio personal especializado en lavado y planchado de todo el material necesario para el buen funcionamiento hospitalario.

En un anexo del Hospital se localizaban el laboratorio clínico, el Servicio de Patología dirigido por el Dr. Hugo Domínguez Malagón y el de Radiología cuyo jefe último fue el Dr. Guillermo García Sánchez y previo a él el Dr. Fernando Servín González.

En otro anexo se encontraba el archivo clínico y en su piso superior los consultorios de la consulta externa a cargo de varios médicos generales como el Dr. Sánchez Richards y el Dr. Adolfo Arellano entre los que recuerdo.

En otro edificio también anexo funcionó el Servicio de Rehabilitación, encabezado primero por el Dr. Teodoro Flores Covarrubias y luego por el Dr. Guillermo Ibarra y por el Dr. Oscar Izquierdo Izquierdo.

En otro anexo se ubicaron las aulas de enseñanza, 9 en total, la bibiohemeroteca y la oficina del Departamento de Investigación y Enseñanza encabeza por el Dr. Guillermo León López, lo antecedió en ese puesto el gastroenterólogo Dr. Pedro Ramos9. El Dr. León también por muchos años fue el editor de la Revista Médica de los FF CC N de M. Como ya lo deje constatado, su labor fue encomiable, de todo merito, logró con mucho esfuerzo publicar seis números por año desde 1973 hasta el último número a finales de 1981. A lo lago de esos años obtuvo reconocimientos nacionales e internacionales para la revista y varios intercambios10. Sin su trabajo mucho de lo aquí mencionado no hubiera sido posible. Si se analiza retrospectivamente la Revista, se concluye fácilmente que el nivel y diversidad de la medicina ferrocarrilera eran buenos, sus especialistas muy entusiastas, muy estables

 

 

laboralmente hablado y con gran cariño por su institución, al igual que la de todos los trabajadores del Hospital, enfermeras y demás personal paramédico.

A manera de paréntesis mencionaré que el Dr. Pedro A. Serrano, médico de gran prestigio, Jefe del Servicio de Endocrinología del Instituto Nacional de Cardiología era Miembro del Consejo de Investigación y Enseñanza del Departamento Médico de los Ferrocarriles. Ayudó, guió y aconsejo sabiamente a los médicos ferrocarrileros de todos los niveles para lograr mejores niveles educativos en todos sus aspectos. Se le guardaba gran respeto.

Directivos del Servicio Médico

Múltiples médicos ocuparon los puestos directivos de los servicios médicos ferrocarrileros. El jefe global de todo el sistema era un médico del Hospital Colonia, su oficina y personal siempre se localizaron en este Hospital. Solo mencionaré la lista de la última directiva que estuvo a cargo del sistema médico antes de su incorporación al Seguro Social. Esta directiva tomó posesión el 2 de diciembre de 1976 y fue la que terminó en 1982 (11).

Jefe del Departamento Médico el Dr. César Athié Gutiérrez

Ayudantía 1 (Recursos) el Dr. Pedro Joaquín Maza Ramos.

Ayudantía 2 (tención Médica): el Dr. Saúl Hernández Taboada.

Ayudantía 3 (Atención Médica del Trabajo): el Dr. Mario Hernández Landa. División de Enseñanza Superior: el Dr. Agustín Hernández Morales.

Unidad de Programación y Presupuesto: la Dra. María Sonia Fierro Albarrán Unidad de Sistematización de datos e Informática: el Dr. Héctor Arroyo Pinedo.

 

 

Sección Médico Legal y del Trabajo: el Dr. Santos Antonio San Martín Uribe. Oficialía Mayor: el Dr. David Reyes Gómez.

Y por último el puesto de Recursos Subrogados fue otorgado a la Srta. María Pedroza Sandoval. Aparte eran nombrados los dirigentes de cada Hospital ferrocarrilero.

Médicos ferrocarrileros y la Academia Mexicana de Cirugía

La Academia Mexicana de Cirugía fue considera por el médico ferrocarrilero como la meta máxima de sus aspiraciones académicas. Siempre se sintió el gran interés por ingresar a ella. Pero además han llegado incluso a dirigirla. Cuatro médicos ferrocarrileros han logrado llegar a la Presidencia de la Academia. El primero es nada menos que el segundo Presidente que tuvo la Academia, el Dr. Manuel Castillejos Corzo, cirujano general que lo fue durante los años de 1935-36. El Dr. Pascual Hernández Padilla, otro cirujano general, que anteriormente fue jefe del servicio Médico Ferrocarrilero, figuró durante los años 1972 y 1973 como Presidente de la Academia. Posteriormente con los mismos méritos el Dr. Carlos Fernández del Castillo, gineceo obstetra, ocupó la Presidencia de la Academia en 1986 y 1987, durante su mandato un servidor fue aceptado en la Academia en el sillón de Cirugía General. Por último el Dr. César Ahité Gutiérrez también encabezó la Presidencia durante el año de 2000.

Pero además un buen número de médico de marcados antecedentes ferrocarrileros han pertenecido a esta digna corporación, los mencionare por orden según el año de ingreso a la Academia: Abelardo Monges López en 1933, Manuel Madrazo Torres en 1934, Alfonso Topete Durán en 1954, José Manuel Septién González en 1967, Raúl Fuentes Aguilar en 1967, Víctor Manuel Arrubarrena Aragón en 1980, Marcelo Páramo Díaz en 1980, Nicolás

 

 

Figueras Carrera en 1981, Ignacio Madrazo Navarro en 1981, Antonio León López en 1981, David Martínez Villaseñor en 1982, Abelardo Monges Nicolau en 1982, José Fenig Rodríguez en 1986, Jorge Kunhart Rasch en 1986, José Sandoval Neri en 1986, Leopoldo Gutiérrez Rodríguez en 1992, Mercedes Juan López en 1997 y Raúl Cícero Sabido en 2004. Esta lista destaca y avala que los Servicios Médicos de los FF CC N de M y en particular el Hospital Colonia merecen ser recordados con especial cariño y reconocimiento dentro de la historia de la seguridad social mexicana de la que, sin duda alguna, fueron protagonistas y pioneros importantes de ella.

El final

Por muchos años, anteriores a 1981, se tenía la sospecha y se rumoraba con insistencia que el final de los Servicios Médicos del Ferrocarril se encontraban cerca pero el momento preciso se desconocía. La suerte estaba sellada. El gerente del los Ferrocarriles el Sr. Gómez Zepeda al final de 1981 comunicó la noticia ya esperada. La última actividad académica que se efectuó fue La Jornadas Médica Anual de la Asociación Médica de los FF CC N de M en el propio Hospital el 25, 26 y 27 de noviembre de 198112. Alrededor de esos años otros servicios médicos ya habían sido absorbidos por el Seguro Social, como el de los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, el de los cañeros y otros más. El sistema que se empleo, de acuerdo con ambas partes, fue el de liquidar al personal ferrocarrilero y recontratarlo por parte del Seguro Social, si así lo deseaba el trabajador, para iniciar labores en el Seguro Social, pero sin reconocerle la antigüedad laboral que ya se tenía como trabajador ferrocarrilero. La mayoría de los médicos lo aceptaron resignados y sin mayor problema. Solo parte de los trabajadores paramédicos no estaban de completo acuerdo, sobre todo en el aspecto de no reconocerles la antigüedad laboral, por lo que

 

organizaron pequeñas protestas pero sin mayor éxito. Recuerdo el día en que tomaron las oficinas del Jefe de los Servicios Médicos en el Hospital Colonia y por muchas “secuestraron” al Dr. César Athié, pero más tarde lo liberaron sin mayor inconveniente. Gran parte de los médicos los recontrato el Seguro Social en forma comprensiva y conveniente para ambas partes. Así yo me recontrate para laborar en el Servicio de Cirugía General del Hospital de Especialidades del Centro Médico La Raza, donde incluso alcancé la jefatura de ese Servicio de 1989 a 2002 cuando me pensioné de esa institución.

Por último, el edificio y los anexos que integraron el Hospital Colonia siguen en pie, ya no como Hospital, con excepción del anexo del Servicio de Rehabilitación que sigue funcionando como tal, sino como oficinas burocráticas del Seguro SociaL. Posiblemente esta decisión fue errónea, juzgándola en retrospectiva, por el solo hecho de lo ocurrido tres años después, cuando se suscitó el terrible terremoto que destruyó el Centro Médico Nacional ocasionando gran déficit de camas hospitalarias. Además su construcción fue precisamente para ser Hospital no oficinas. Su funcionalidad era perfecta, muy superior a la de cualquier Hospital General de zona del IMSS, muchos de ellos realmente incómodos. Al menos la grandeza, esplendor y localización de privilegio del edificio aún se aprecian, aunque su alma médica haya desaparecido. Por eso queremos recordar su significado para la medicina nacional y a las gentes que lo hicieron posible. Desgraciadamente algunos de ellos ya fallecidos. Pero todos cumplimos a satisfacción el lema ferrocarrilero que era “UNIR Y SERVIR”.

 

 

Referencias

1. León G. La existencia de una Revista Médica en nuestro país es difícil, azaroza y poco viable. Rev Med FF CC N de M 1977;25:357-359.

2. León G. Editorial: El escrito médico: Algunas reflexiones. Rev Med FF CC N de M 1978;24:123-124.

3. León G. Comité Editorial. Rev Med FF CC Nde M 1979;27:106.

4. Villaseñor R. Jornadas Médicas del XL aniversario del Hospital Colonia. Pasado, Presente y Futuro del Departamento Médico de los Ferrocarriles Nacionales de México. Rev Med FF CC N de M 1976;24:165-170.

5. Aveleyra M. Editorial: XL Aniversario del Hospital Colonia. Rev Med FF CC N de M 1976;14:101-103.

6. León A. Jornadas Médicas conmemorativas del XL Aniversario del Hospital Colonia de los Ferrocarriles Nacionales de México. Rev Med FF CC N de M 1976; 34:133-135.

7. Bandín A. Vigésimo Aniversario Hospital San Luis Potosí, S. L. P. Rev Med FF CC N de M. 1977;25:277-279.

8. Athié C. Editorial. Rev Med FF CC N de M 1978;26:201-203.

9. León G. Noticias Médicas Ferrocarrileras. Rev Med FF CC N de M 1977;25:269- 271.

10. León G. Del Director de la Revista. Rev Med FF CC N de M. 1981;29:25.

11. León L. Noticias Médicas Ferrocarrileras. Rev Med FF CC N de M 1977;25:269- 271.

12.Narváez J. Noticias Médicas Ferrocarrileras. Rev Med FF CC N de M 1977; 25:305-306.

22

 

 

 

 

 

Calendario 2014

constancias virtuales 56 SQN

 



Revista Cirugía y Cirujanos Boletín Clínicas Quirúrgicas AMC 1933 - 2012
Coleccion Platino Videoteca

 

Siguenos en